Todos tenemos una rutina para nuestro día a día y repetimos este proceso constantemente durante toda nuestra vida, en ocasiones, ya lo hacemos de manera automática de forma inconsciente, debemos considerar que esta rutina no solo forma parte de nuestros hábitos diarios, sino también son parte de nuestra vida laboral.

Cuando eres parte de un equipo de trabajo con el que ya se ha convivido tiempo suficiente, puede parecer qué ya sabes de qué forma interactúan y qué es lo que puedes esperar de tu equipo y ellos de ti. Si este es el caso posiblemente es momento de hacer algunos cambios.

Es importante tomar riesgos para así poder introducir las mejoras que sean necesarias comenzando con identificar si existen actividades que, en lugar de ayudarlos a cumplir sus objetivos como equipo, solo estén obstaculizando su camino.

Tenemos que cuestionarnos a nosotros mismos qué, de todo lo que estamos haciendo ahora, ¿Qué puede estarnos saboteando el camino?, Para poder cumplir con los objetivos que nos hemos planteado. Observar detenidamente nuestros hábitos nos brinda un poderoso panorama de lo que ha funcionado hasta el momento y también nos permite hacer cambios a conciencia.

¿Cómo descubrirlo?

A través de las siguientes interrogantes:

  • ¿Qué hábitos te han llevado a donde estás hoy?
  • ¿Es tiempo de pedir retroalimentación?
  • ¿Inicias las reuniones a tiempo?
  • ¿Escuchas los comentarios sin interrumpir?
  • ¿Haces preguntas claras?
  • ¿Ves a la persona con la que estás hablando o mantienes los ojos en tu dispositivo digital?
  • ¿Das reconocimiento al trabajo bien hecho y a las nuevas ideas?
  • ¿Qué hábitos te han funcionado bien?
  • ¿Y cuáles crees que necesitarías cambiar para avanzar?

Pequeños cambios en una rutina pueden llevarnos a grandes resultados, por lo que para saber si tus hábitos funcionan o no, es necesario definir los resultados que se desean alcanzar. Cuando se tiene claro qué es lo que se desea conseguir, todas las acciones que has tomado se verán reflejadas con el tiempo, en cómo te han permitido acercarte (o no) a tus objetivos.

 

Somos un instituto con el objetivo de favorecer a emprendedores y empresarios en el desarrollo de habilidades de gestión, orientadas al logro. Encuéntranos en FacebookTwitter y LinkedIn.

Womank, J. W. (s.f.). Entrepreneur. Obtenido de https://www.entrepreneur.com/article/268555